Un esfuerzo colectivo

Un esfuerzo colectivo

foto-portada

Vitoria-Gasteiz, Euskadi, 2 de diciembre por la tarde

Podemos está repleto de ideas, de iniciativas diversas en cada territorio. Euskadi, uno de los más dinámicos, es fiel reflejo de ello. Diciembre y enero se presentan cargados de trabajo para la militancia y el otro día, en el acto del pasado viernes, en Vitoria-Gasteiz, se amontonaron las propuestas y los temas. El tiempo se quedó corto.

Cantar ‘O sole mio’ se antojaba el mejor antídoto para combatir el cielo gris y mortecino anudado las últimas semanas a cada esquina de Zaragoza. Conforme nos alejamos, precisamente, se empezó a ver un sol de otoño que nos acompañó hasta acceder al moderno extrarradio de Vitoria, donde aguardaba una intensa niebla ante la que sólo valía el calor humano.

1

Tras la bienvenida, a cargo de la secretaria general vasca, Nagua Alba, la reunión con la dirección autonómica sirvió de nuevo para que Pablo Echenique explicase el sentido de esta ruta, de dar la palabra a las gentes de los Círculos, y para conocer de cerca la situación local.

Hay veces en las que te da la sensación de que el mundo se desarrolla en un único escenario. Es lo que parecía el centro cívico Salburua, donde tuvo lugar el encuentro con los Círculos y también la reunión previa. En un carrusel de dependencias perfectamente ensambladas, como las piezas de un Lego, fuimos pasando de sala en sala por una amplia ludoteca infantil y un pabellón deportivo con piscina incluida. Con la niebla más cerrada aún, ya de anochecida, daban ganas de no salir de allí.

3

Durante el acto con los Círculos se pusieron encima de la mesa multitud de inquietudes, en especial en relación a un proceso de consulta de propuestas de cara a la segunda Asamblea Ciudadana que a su vez plantea Podemos Euskadi. En cualquier caso, hubo mucho más material: los Círculos y su activación, los cargos, tender puentes para la resolución de cualquier problema…

22

No hacía frío en la sala, más bien al contrario, pero el ‘mannequin’ propuesto en Euskadi salió de cine: de pronto, todo el mundo se quedó ‘congelado’ por un instante, hasta el abrazo final.

A la salida, de nuevo, el calor humano que nos recibió, antes de descansar y seguir viaje.

Comments(0)

Leave a Comment