Contra el viento y la lluvia

Contra el viento y la lluvia

Navarra: 20 de noviembre, por la mañana

Todo lo desapacible que amaneció el día, con lluvia, viento y frío durante buena parte del camino hasta (Ansoáin) Navarra, se compensó con creces en la parada inicial de la ruta. Del primer encuentro con los integrantes de los Círculos, en este caso los navarros, salieron algunas dudas sobre la forma de organizarse en Podemos, sobre la relación con otras fuerzas o sobre las cosas en común con territorios vecinos e incluso la posibilidad de llegar a acuerdos entre Círculos de distintas comunidades. En definitiva, ilusión a raudales ante el reto que supone repensarse de cara al popularmente conocido como Vistalegre 2.

Antes de todo ello, Pablo Echenique aclaró preguntas y recibió de primera mano las inquietudes de la dirección autonómica por boca de su secretaria general, Laura Pérez. La reunión tuvo lugar en una acogedora sala del Kulturgunea de Ansoáin. Echenique y Pérez se habían sentado debajo de unos collages con hojas caídas de árboles realizadas por escolares de la localidad; señales de un otoño que, en este caso, está lejos de ser una estación crepuscular y más bien es sinónimo de cambio y de fuerza interior.

La misma que demostraron algunos de los asistentes al acto abierto a los Círculos cuando pidieron a Echenique lo mismo que la gente anónima pide por la calle al secretario de Organización, según sus propias palabras: “¡Dales caña!”. Antes de dar comienzo al encuentro cara a cara, las luces se apagaron y los navarros fueron los primeros en presenciar el vídeo de campaña. Laura Pérez introdujo el acto y lo hizo aludiendo también a lo climatológico: “Estos días en los que llega el invierno se ven aves en forma de ‘uve’, con una que va delante flanqueada por otras dos; lo hacen así para desafiar al frío y todas son necesarias, es lo que tenemos que hacer entre todas y todos”, dijo. Echenique saludó en euskera al público antes de explicar el sentido de #AtarseLosCordones como paso imprescindible de cara a un modelo en el que los Círculos tengan un protagonismo “mucho más real”. “Creemos en la política plebeya, yo me lo creo, yo vengo de ser investigador y muchos hemos demostrado que se puede hacer política y se pueden hacer las cosas mejor. Esto va de creérselo, de creerse lo que representan los Círculos de Podemos”. Antes de que tomara la palabra la gente, otra idea esencial: “Pasar de la crítica a la propuesta”. Por eso, la petición de que sean los integrantes de los Círculos quienes se pongan a redactar bloques organizativos y políticos.

La necesidad de descentralización o la compleja y rica realidad municipal navarra marcaron más de una intervención. También las pensiones o la probreza energética y, cómo no, el panorama que se vive en Alsasua, donde hay convocada una manifestación silenciosa el próximo sábado.

A la salida del acto, ilusión y satisfacción entre el personal: José Mari, pamplonés de 60 años y ahora en paro, se iba a casa “muy contento” de que se abra de esta forma el debate hacia la militancia “antes de Vistalegre”. Echenique tardó lo suyo en poder abandonar la sala principal del ya para nada gélido Kulturgunea de Ansoain. Lo hizo mientras un simpatizante le recitaba un soneto al oído y casi al mismo tiempo que Alina, de 42 años, le robaba una última foto entre saltos de alegría. Tocaba recoger y salir a toda prisa hacia Logroño. Antes de cruzar a la Comunidad vecina hubo tiempo de reponer fuerzas en las faldas del Perdón, en pleno Camino de Santiago navarro.

Sin apenas darnos cuenta, nos habíamos atado los primeros cordones y el temporal no había hecho mella ni un ápice.

*Con la aportación de material gráfico a cargo de Santi Vaquero

Comments(0)

Leave a Comment